Comunicación Para el Progreso

Indudablemente muchas empresas aún no han comprendido la importancia de comunicar sus acciones de responsabilidad social (RS).

Naciones Unidas comunicó un listado de empresas firmantes del Pacto Global que han presentado su informe “Comunication in Progress” en el que deberían comunicar las diferentes acciones en relación a la Responsabilidad Social.

Pero un gran número de las empresas firmantes no han presentado ese documento y han pasado a la categoría de “non communicating”.

En RSE Online, hablaron con Flavio Fuertes responsable Pacto Global en Argentina quien piensa que esta situación se debe a que:

  1. En los últimos tres años muchas empresas -sobre todo PyMes- cambiaron de dueños y sus gerentes no están al tanto de lo que implica el Pacto Global.
  2. Muchas empresas prefieren ejercer sus acciones de RSE sin informar a la web del Pacto Global porque consideran que es mejor destinar los recursos a las acciones y no a la comunicación corporativa.
  3. Hay un gran número de empresas que no encuentra valor a la confección de Reportes Sociales y, por lo tanto, quedan inactivas.

Las dos últimas hípotesis marcan que la comunicación de la RS está aún desvalorizada.

Hacer las cosas correctas en forma correcta promoviendo el diálogo y el bienestar del entorno de las organizaciones (como promueve la RS) indudablemente le aporta valor a las organizaciones.

Esto le permite alcanzar una imagen favorable y despejar el camino para lograr sus objetivos estratégicos ya que no habrá stakeholders que busquen generar trabas.

Si la empresa no es transparente en sus actos (es decir, no comunica) difícilmente será creíble.

Las comunicaciones tienen como objetivo que los clientes y el entorno comprendan lo que la compañía ofrece, generar credibilidad, estar por delante de las expectativas de los grupos de interés e integrar las sugerencias e ideas en la gestión de la empresa (Amartya; 2005)

Comunicar lo que se hace en responsabilidad social ayuda a que los públicos confíen en la empresa y, como no hay nada más real que una percepción, ellos son los que deciden cuáles empresas sirven y cuáles no (Ibarra; 2006).

Cualquier iniciativa de las corporaciones de adquirir confianza y legitimidad a través del comportamiento corporativo responsable pasa por su capacidad de comunicarse con su entorno, por la capacidad de responder a las demandas de los stakeholders y obtener la legitimidad de sus actuaciones (Capriotti; 2006).

Siendo así… ¿por qué no comunicar la RS? ¿Cómo pueden los públicos saber que la organización hace las cosas bien? ¿Por qué resignan la posibilidad de mejorar su situación social y de continuar vinculadas a un acuerdo internacional que tanto le aporta a su reputación?

_uacct = “UA-4514350-1”;
urchinTracker();

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s